miércoles, 1 de mayo de 2013

Hoy es 1 de mayo



(...antes de comenzar

 el inicio de este nuevo bloss viene provocado por la necesidad de aligerar de carga política a mi querido VellTalp, ello no supone que deje de publicar allí algunos textos de marcado acento político, aunque cambiará la frecuencia; a partir de ahora en Vell Talp sólo aparecerá todo aquello que interesa a la literatura o a sus aledaños

respecto al nombre 

 aclarar que el Mestral es un viento racheado del NO que sopla en el tramo final del Valle del Ebro y que afecta al sur de Catalunya y norte del País Valencià, es un viento constante, suele soplar durante varios días y a veces tiene cops que sobrepasan los 120 km/h., por lo tanto un cop de mestral no es más que un golpe de viento, un golpe de este Mestral tan querido por mi 

pienso que hoy más que nunca nos hace falta un bon cop de mestral que nos quite la silla del culo y nos sitúe en la puta calle que es el sitio donde estamos, a pesar que la hipoteca y el banco y el contrato de trabajo se empeñen en decirnos lo contrario, un bon cop de mestral que nos abra la imaginación y nos quite las telarañas posibilistas que aún nos hacen confiar en este fraude de confundir la democracia con una campaña electoral; un bon cop de mestral que nos lleve a la conciencia de que el miedo es la gran trampa del pensamiento único y que perder el miedo es ganar libertad y dignidad

 un bon cop de mestral porque las únicas causas perdidas son aquellas por las que no se luchó 

 a quién pase por aquí sólo me queda invitarlo a compartir esta idea de que,
 l’horitzó es un fil roig infinit ) 


Hoy es 1 de Mayo y... ¿quién se acuerda de la huelga de La Canadiense? 

 La respuesta es obvia, pocos. Quizá algún militante de esta izquierda rara de ver, quizá tengan más memoria de aquellos hechos un puñado de militantes de CNT o de CGT. La Canadiense era, a principios de siglo, la principal empresa eléctrica de Barcelona y Catalunya –su principal accionista era la Canadian Bank of Comerse of Toronto, de ahí su nombre-. Su gerente y hombre fuerte en Barcelona era Frazer Lawton.

 Finales de enero de 1919. 
Ocho trabajadores de administración comienzan a organizar un Sindicato Independiente. Lawton los despide. Inmediatamente sus compañeros de facturación rompen las plumas y derraman los tinteros. Estos 117 trabajadores marchan hacia el Gobierno Civil para que interceda ante la empresa y sean incorporados los despedidos. El Gobernador Civil les asegura que pueden volver al trabajo porque la empresa le ha garantizado que sus ocho compañeros serán reincorporados. Sin embargo cuando los 117 vuelven al trabajo la policía les impide el paso. Se producen enfrentamientos y quedan todos despedidos. 

 El 5 de febrero se inicia la huelga de los despedidos que buscan la ayuda de la CNT su líder será Simó Piera. Al día siguiente se suman los encargados de lectura de los contadores y se generaliza el conflicto al resto de los trabajadores. En pocos días la solidaridad del pueblo se hace evidente cuando la Caja de Resistencia recauda...¡¡50000 pesetas de entonces!! 

 El 23 de febrero se unen a la huelga los Trabajadores de Energía Eléctrica de Cataluña la otra empresa de electricidad. El apagón de Barcelona es total. 

 El 26 de febrero se unen los trabajadores de Gas y Agua y el 3 de Marzo se añade a la huelga la Central Eléctrica de Sant Adrià de Bessos. 

 El día 5 de marzo el Gobernador Militar de Cataluña Joaquin Milans del Bosch (...que tendrá ese apellido...) llama a la militarización de todos los hombres entre 21 y 38 años del ramo de la electricidad pero la desobediencia civil es unánime y cientos de trabajadores acaban presos en el Castillo de Montjuic.

El 13 de marzo la ciudad es ocupada por las tropas. Son detenidos varios comités de huelga que son reemplazados una y otra vez por otros tantos comités de huelga. El 70% de la industria se encuentra completamente parada y el colapso productivo es total. Ese mismo día se reúnen José Morete, subsecretario de trabajo, Carlos Montañés, nuevo Gobernador Civil y el irreductible gerente de La Canadiense, Frazer Lawton. 

 Un día después se firma el fin de la huelga con un incremento salarial, readmisión de despedidos, libertad de los presos y la promulgación, dos semanas después, de la jornada de ocho horas de trabajo para todo el Estado español. La asamblea que ratifica este acuerdo reúne a 20000 trabajadores en la Plaza de Toros Las Arenas.

 pero aún no hay colorín colorado...

 la continuidad en prisión de 5 anarquistas provoca una nueva huelga general y el 23 de marzo el Ejército vuelve a ocupar la ciudad de Barcelona; se hacen registros públicos y masivos de los habitantes de la ciudad y se destruyen todos los carnés de la CNT que encuentran. 
Se suspenden los derechos constitucionales y se aplica, por primera vez, la Ley de Fugas asesinando a Miguel Burgos “el Tero” del sindicato de curtidores de la CNT; 

durante los últimos días de marzo se constituye la Federación Patronal Española (luego Fomento del Trabajo Español) cuyo primer acuerdo es que todo trabajador que quiera trabajar debe romper públicamente su carné de la CNT y acordar, individualmente, el sueldo a cobrar; 
la respuesta de los trabajadores, de todos los trabajadores, es el inicio de una nueva huelga general que acaba el 24 de abril

 el 1 de diciembre la Federación Patronal inicia un lock-out en el que se verán afectados 150.000 trabajadores a los que se les pide que entreguen sus carnés de la CNT si quieren recuperar sus puestos de trabajo; finalmente el 20 de enero de 1920 la Federación Patronal Española levanta el cierre patronal sin que ningún trabajador hubiera entregado su carné de afiliación de CNT.

 mucho que aprender de aquella voluntad de lucha y compromiso, 
mucho que aprender cuando se pierde el miedo y se sale a la calle unidos, en masa y con los objetivos muy claros

. ...y en aquella época, aquellos luchadores, no tenían facebú, ni tuiter, ni guasap, ni bloss, sencillamente, se hablaba claro y en contacto humano constante y sin miedo, o dicho de otra forma, los instrumentos, los que sean, han de estar en función de cualquier actividad humana como lo es, sin duda, una huelga general con todas las consecuencias; el resultado no solamente fue, en aquellos días, un triunfo total sino que, a partir de entonces, se legalizó la jornada de ocho horas, esas ocho horas que la Contrarreforma Laboral del gobierno de Marianito “el plasma” se ha comenzado a cargar... 

no me cabe ninguna duda que durante aquellos cuarenta días de lucha obrera hubo por parte de todos los trabajadores un bon cop de mestral.

y aquí os dejo un vídeo interesante...

 

para O comentario: la cabecera del blos reproduce una de las grandes manifestaciones de los trabajadores de La Canadiense; he de aclarar que mi intención es ir cambiando de tanto en tanto dicha cabecera con escenas de movilizaciones de trabajadores o de movimientos revolucionarios.

Salut, República y Socialismo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada